Noticias

Las conversaciones con Ucrania se han estancado, dice canciller ruso

MOSCÚ: Las conversaciones entre Moscú y Kiev para poner fin a la campaña militar de casi dos meses de Rusia en Ucrania prooccidental se han estancado, dijo el viernes el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov.

El Kremlin comentó las últimas palabras de Lukashenka sobre el reconocimiento de Crimea.

“Ellas (las negociaciones) se han estancado ahora”, dijo después de conversaciones con su homólogo kazajo en Moscú, y agregó que Rusia aún no ha recibido una respuesta a una última propuesta enviada hace unos cinco días.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia también dijo que tenía la impresión de que Kiev podría no querer continuar conversaciones.

“Es muy extraño para mí escuchar todos los días declaraciones de varios representantes ucranianos, incluido el presidente y sus asesores, que hacen pensar que no necesitan estas negociaciones en absoluto, que se han resignado a su destino”, agregó Lavrov.

El ayudante del Kremlin Vladimir Medinsky, quien es el principal negociador de Rusia con las autoridades de Kiev, dijo sin embargo que había hablado con su homólogo ucraniano el viernes.

Las conversaciones continuaron desde el comienzo de los enfrentamientos, pero no ofrecieron resultados concretos.

Kiev dijo la semana pasada que las negociaciones con Rusia para poner fin a la guerra eran “extremadamente difíciles”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, hablando con el jefe de la UE, Charles Michel, acusó a Kiev de falta de consistencia en sus demandas en las conversaciones y de no estar listo "para buscar soluciones mutuamente aceptables", dijo el Kremlin.

Campaña más grande

Mientras tanto, Rusia dijo el viernes que tenía la intención de llevar a cabo un ataque completo para hacerse con una porción considerable de Ucrania, pero Kiev dijo que los invasores se enfrentaban a la ruina, ya que la ONU documentó la matanza de decenas de civiles en una ciudad.

El gobierno de Ucrania, envalentonado por una nueva afluencia de armamento occidental de alta calidad, dijo que sus asediadas fuerzas aún resistían dentro de una acería en expansión junto al mar en la ciudad arrasada de Mariupol.

El Kremlin ha reclamado la "liberación" de Mariupol, cuyo control es fundamental para sus planes de guerra casi dos meses después de que el presidente Vladimir Putin ordenara la invasión de choque del vecino de Rusia, de tendencia occidental.

“Desde el comienzo de la segunda fase de la operación especial… una de las tareas del ejército ruso es establecer el control total sobre Donbas y el sur de Ucrania”, dijo el general de división Rustam Minnekaev.

“Esto proporcionará un corredor terrestre a Crimea”, agregó, refiriéndose a la península que Rusia anexó a Ucrania en 2014.

'Fosa común'

Una misión de las Naciones Unidas en Bucha documentó “el homicidio ilegítimo, incluida la ejecución sumaria, de unos 50 civiles allí”, dijo la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Su portavoz, Ravina Shamdasani, dijo que las fuerzas rusas habían “bombardeado indiscriminadamente áreas pobladas, matando a civiles y destruyendo hospitales, escuelas y otras infraestructuras civiles, acciones que pueden constituir crímenes de guerra”.

La misión de la ONU fue enviada el 9 de abril, una semana después de que un equipo de la bbabo.net encontrara cuerpos de personas vestidas de civil en las calles de Bucha, luego de que la ciudad hubiera estado bajo ocupación rusa durante más de un mes.

La compañía estadounidense de imágenes satelitales Maxar publicó fotos que, según dijo, mostraban una "fosa común" en el extremo noroeste de Mangush, al oeste de Mariupol.

Funcionarios ucranianos dicen que los cuerpos de más de 1.000 civiles han sido recuperados de áreas alrededor de Kyiv y están trabajando con investigadores franceses para documentar presuntos crímenes de guerra.