Sociedad Noticias

“Para proteger nuestro planeta, necesitamos un liderazgo africano audaz”

Barr Sharon Ikeazor Ministro de Estado de Medio Ambiente de Nigeria

10 películas que cumplirán 10 años en 2022

Nuestro continente es el más vulnerable al cambio climático, calentándose más rápido que la temperatura promedio mundial, y el menos capaz de afrontar el costo de implementar políticas y prácticas que en conjunto conforman lo que se denomina “adaptación” al cambio climático.

Si no adoptamos de inmediato un enfoque revolucionario, provocaremos nuestra propia desaparición. Debemos estar de acuerdo en que la biodiversidad, los hábitats y los medios de subsistencia africanos son los más amenazados por el cambio climático.

Si bien el cambio climático está acentuando la crisis de la biodiversidad, también amenazamos los hábitats africanos con la pérdida y la degradación cuando no se gestionan de acuerdo con los mejores conocimientos científicos. Los suministros de agua están en peligro y la inseguridad alimentaria crece cuando se pierde la biodiversidad.

Los medios de subsistencia están en peligro cuando las zonas de pesca, los bosques y los pastizales están contaminados o sobreexplotados, especialmente por las grandes empresas que despojan a los habitantes indígenas.

Estas actividades destructivas debilitan la capacidad de la naturaleza para continuar brindándonos alimentos y medios de vida económicos.

Y así como un paciente saludable puede sobrevivir mejor a una cirugía mayor, un ecosistema saludable puede soportar mejor el cambio climático. Por lo tanto, debemos hacer todo lo posible para proteger y promover la salud y la resiliencia de los sistemas naturales para que puedan proporcionarnos los alimentos y los beneficios económicos de los que depende todo el continente.

Muchas naciones de África están listas para descarbonizar sus economías, preservar sus delicados ecosistemas y restaurar sus hábitats dañados. La ciencia muestra claramente que se debe priorizar las áreas protegidas si se quiere que el mundo natural tenga una oportunidad.

Sin expandir las áreas protegidas y conservadas a por lo menos el 30 por ciento de la superficie del mundo para 2030, se pondrá en peligro el logro de prioridades nacionales como la mitigación del cambio climático, la gestión sostenible de la tierra y el agua, la seguridad alimentaria y energética y la seguridad humana, razón por la cual debemos actuar ahora. Algunas naciones muy ambiciosas como Nigeria ya se han unido a coaliciones internacionales para lograr estos objetivos.

Nigeria es miembro de High Ambition Coalition for Nature and People (HAC), una iniciativa mundial que aboga por la designación de al menos el 30 por ciento de la tierra y los mares de la Tierra como áreas protegidas para 2030. Nigeria también es miembro de Blue Leaders , un grupo ambicioso de países comprometidos a proteger al menos el 30 por ciento del océano global a través de una red global de áreas marinas altamente protegidas para 2030, junto con un nuevo tratado global sólido para proteger el océano.

Antes de la 15.ª reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica, Nigeria hace un llamamiento a todos los miembros de la Unión Africana para que se unan al HAC y a los Blue Leaders.

Si no apoyamos la protección de al menos el 30 por ciento del planeta para 2030, no podemos resolver la crisis de la biodiversidad. Si bien estas iniciativas son esenciales, no son baratas y nuestras billeteras deben estar a la altura de nuestra ambición por la naturaleza.

Los expertos señalan que para hacer frente a la pérdida de biodiversidad necesitamos aumentar nuestra inversión en protección de la naturaleza entre 500 000 y 900 000 millones de dólares estadounidenses al año, la mayor parte de la cual debería dirigirse desde los países más desarrollados a los países de ingresos medios y bajos ricos en biodiversidad.

Las inversiones en la naturaleza brindan los resultados más positivos cuando las prioridades se definen desde cero con los propios países guiando a los donantes y socios para el desarrollo sobre las prioridades para las inversiones.

Los países de África están ansiosos por desarrollar asociaciones de financiación para maximizar el impacto de la expansión de las áreas protegidas para la conservación. Tenemos una comprensión clara de las necesidades prioritarias de inversiones sostenibles en toda la subregión.

Nigeria, por lo tanto, será el anfitrión de un foro africano de financiación de la naturaleza en 2022 para abrir el debate sobre el desarrollo de asociaciones de financiación y sobre las oportunidades para que las organizaciones filantrópicas y los socios de desarrollo inviertan en la recuperación de la naturaleza en África.

En África, tenemos los conocimientos técnicos y los conocimientos indígenas para reproducir los recursos naturales. Tenemos la ambición y la experiencia para liderar un esfuerzo coordinado a nivel mundial. Y tenemos la biodiversidad para restablecer hábitats prósperos. Lo que aún no tenemos es un consenso entre las naciones africanas de que debemos hacer esto por nosotros mismos y que las naciones ricas deben ayudar a financiar nuestros esfuerzos porque también se beneficiarán.

Barr Sharon Ikeazor, es el Ministro de Estado de Medio Ambiente de Nigeria, Nigeria.

“Para proteger nuestro planeta, necesitamos un liderazgo africano audaz”